Manual Fitosanitario

Acceso al Servicio

?

Artículos

Manténgase informado de las últimas novedades tecnológicas del sector a través de nuestras secciones de Artículos y Novedades.

11-12-15 | CIAFA

Nanotecnología aplicada a fitosanitarios (1º parte)

Un desarrollo de la empresa Red Surcos para mejorar la eficiencia y dismunir el impacto ambiental del uso de fitosanitarios

Introducción

La eficiencia de las aplicaciones agrícolas de productos fitosanitarios es muy baja. Del 100% del producto fitosanitario aplicado solo el 2% hace efecto en el objetivo que se pretende controlar. Múltiples factores inciden sobre la eficacia de las aplicaciones: calidad de agua, maquinaria, calidad de aplicación, acción del medio ambiente (temperatura, humedad relativa, evaporación, deriva) y otros. Entre estos factores que afectan la performance de una aplicación también se encuentra el TIPO y la CALIDAD de la FORMULACIÓN de los fitosanitario

Aplicación de nanotecnología

Para incrementar la eficacia de los principios activos con poder herbicida, insecticida o fungicida desde la fórmula, Red Surcos trabaja sobre la calidad de las mismas. Mejorando la calidad de la formulación disminuyen parte de las pérdidas que ocurren durante la aplicación, logrando que a pesar de disminuir la cantidad de activo en la formula y en la dosis, llegue al punto de acción la cantidad necesaria del mismo para asegurar el control deseado. En consecuencia se logra más eficacia con menos principio activo.

Una forma de lograrlo es aplicando Nanotecnología en el proceso de formulación. La Nanotecnología es una disciplina que se encarga del control y compresión de la materia a escalas nanométricas, donde un nanómetro equivale a 0,001 micron. En ese tamaño la materia presenta propiedades físicas y químicas únicas que permiten nuevas aplicaciones y resultados.

Las formulaciones Nanoactive y Elite con aplicación de Nanotecnología son sistemas químicos muy estables, compuestos por el principio activo en tamaño nanométrico, surfactantes de origen vegetal y agua.

Esta novedosa metodología de formulación permite que fitosanitarios ya conocidos, de probada eficacia en los sistemas agrícolas como: 24d, Dicamba, Clorpirifós y Dimetoato, entre otros, se comporten como “nuevos” productos, con alta bioeficacia y biodisponibilidad que permite utilizar hasta el 50% menos de dosis de ingrediente activo para ejercer el control deseado, a la vez que le otorga beneficios adicionales como bajo olor, baja volatilidad, y alta compatibilidad de los productos en las mezclas de tanque.

Bioeficacia y biodisponibilidad

Para controlar una maleza, insecto u hongo se necesita que llegue una determinada cantidad de i.a. al punto de control u objetivo. Las formulaciones Elite y Nanoactive con Nanotecnología, a diferencia de las tradicionales, permiten que esa misma cantidad de ingrediente activo llegue al punto de control a pesar de tener menor cantidad de activo en el producto formulado. Esto se debe a la mejor Biodisponibilidad y Bioeficacia que se logra con estas novedosas formulaciones. La materia en tamaño nanométrico adquiere ciertas características diferenciales. Entre las características más importantes se encuentran: el aumento de la superficie especifica de contacto y la mayor capacidad de difusión por su menor tamaño. El ingreso de los fitosanitarios a través de la cutícula de insectos, hongos y malezas es por flujo difusivo y esta regido por la primer ley de Ficks que indica que a menor tamaño de partícula, el ingreso es más rápido.

La biodisponibilidad y bioeficacia permite grandes beneficios como son: menor tiempo de penetración, menor exposición del i.a. a factores ambientales, rápida translocación, entre otros.

Impacto ambiental

Los productos Nanoactive y Elite, formulados con Nanotecnología, generan menor impacto ambiental ya que utilizan menor cantidad de ingrediente activo por hectárea; son mucho menos volátiles, evitando la deriva a poblados, cultivos vecinos o montes naturales y sustituyen solventes orgánicos derivados del petróleo (generalmente tóxicos), por aceites vegetales y agua.

Su composición química se basa en el principio activo tradicional llevado a un tamaño nanométrico y combinado con aceites vegetales y agua. Estos productos no contienen nanomateriales inorgánicos basados en metales como plata, titanio, zinc, sílice, etc. de los que todavía no se conoce sus efectos secundarios para el operario y el ambiente.

CIAFA